10 consejos para hacer una buena hamburguesa

10 consejos para hacer una buena hamburguesa

Todos podemos cenar en casa hamburguesas exquisitas y saludables pero hemos de conocer bien sus secretos.

1. No saber escoger la carne. La carne es una parte imprescindible de la hamburguesa (la otra es el pan) Hemos de elegir buena carne, cuanto más noble sea mejor, y sobre todo que sea muy fresca. Lo mejor no mezclar carnes, como por ejemplo cerdo y ternera, para definir bien el sabor y además la caducidad del cerdo es más rápida, y eso hace que la hamburguesa deba consumirse antes.

2. Usar carne con nervios y cartílagos, la carne de la hamburguesa ha de tener su puntito de grasa para ser melosa.

3 . Es muy importante consumir la carne fresca. “Hemos de tener en cuenta que la carne ha sido picada y eso la hace más sensible al deterioro y tenemos que evitar que se oxide. Antes de cocinarla, debemos dejar que se atempere un poco. Y es desaconsejable congelarla en casa.

4. No pasarse con los condimentos. Tan solo necesita un poco de sal y pimienta. Si la haces tu mismo, la añades cuando la estás moldeando, 10 gramos por kilo (sal) y un gramo de pimienta por kilo”.

Una vez esté en la plancha ya no hace falta ponerle más. Mejor no añadirle ajo (“tiene un sabor demasiado potente”) ni siquiera rúcula o perejil. Y tampoco huevo. Ese recurso para sellar carne y darle forma que se utiliza con las albóndigas no sirve en este caso.

5. Manipularla mucho, Cuanto más manipulemos la hamburguesa, peor nos quedará. Si la tocas mucho y la trabajas en exceso con las manos se apelmazará, no quedará suelta y al cocinarla se endurecerá y perderá melosidad.

6. Atención a los utensilios y el aceite.Para hacer las hamburguesas, en casa nos podemos acomodar a nuestra parrilla, plancha o sartén. Con un chorrito pequeño de aceite de oliva es suficiente, porque la hamburguesa desarrolla su propia grasa y se va fundiendo .No hemos de freir la hamburguesa.”.

7. ¿Qué temperatura es la ideal? No es lo mismo colocar en la plancha o en la sartén una hamburguesa gruesa que una fina. Si es de unos 250 gramos necesitaremos un fuego medio para que el calor se introduzca bien en toda la carne. Y la tendremos un minuto y medio por cada lado. Si es más fina, de un centímetro, el fuego será más alto y tan solo la tendremos expuesta 20-30 segundos por cada lado, “sino no nos caramelizará el jugo.

Las hamburguesas de carne de cerdo y de pollo son más finas que las de ternera, “cuecen rápido, con fuego medio-alto hemos de esperar a ver que la carne está bien hecha para retirarlas, será cuando caramelice y coja sabor.

8. No poner el queso en el momento adecuado Una hamburguesa puede llevar o no llevar queso pero si decidimos añadirlo, ¿cuándo debemos hacerlo? “El momento ideal es cuando ya hemos dado una vuelta a la hamburguesa en la brasa, entonces lo ponemos, le damos otra vuelta, y listo”. No es imprescindible darle ese toque láctico.

Puede sustituirse por cebolla caramelizada (que incorporaremos tal como hemos hecho con el queso) e incluso añadirle a la carne también un huevo frito por encima.

9. La importancia del pan. El pan ha de ser de buena calidad, meloso y fresco del día. El tipo de pan dependerá del gusto de cada cual.

10. Ponerle imaginación Recomendamos experimentar y abrirse a nuevas propuestas con los toppings,ingredientes que se utilizan para cubrir . O disfrutar haciendo una hamburguesa con manzana caramelizada y foie, Sin perder de vista la original aderezada con cebolla, ensalada y tomate bien frescos.

Si las hamburguesas son veganas mejor sabores distintos hechas con tofu, seitan y hasta de quinoa y garbanzos. Eso sí, recuerda que en casa son complicadas de elaborar y recomienda comprarlas hechas. Pero también defiende la tradicional,

A %d blogueros les gusta esto: